5/09/2006

Colofón al día de la sombra

Breve diálogo escuchado por todos antes del día de la sombra.

—¿Recuerdas cuando me contabas aquellas historias de la guerra sólo para hacerme llorar?
—Creí que te habías olvidado de todo eso— le contestó su esposo—. La guerra terminó hace mucho.
—Sí, ya lo sé, pero constantemente evoco muchas cosas pasadas sobre los dos; como cuando lloraba por esas terribles historias hasta quedarme dormida, mientras tú te ibas al patio para sentarte en la banca bajo el alero.
—En lugar de recordar cosas tristes, deberías terminar de alistar las maletas. El avión sale mañana muy temprano y no quiero que nos retrasemos.
—Lo haré... ¡Los días de la sombra! —gritó ella de súbito— ya recuerdo, así los llamaste. Qué divertido me suena ahora. ¿A ti no?

* * * *

Frases finales en un cuarto de hotel al acabar el día de la sombra.

(La voz de él casi no se percibe)

—Ya no hay más historias. Sé que duermes. Esto no te dolerá, cariño, no te dolerá.